jueves, 2 de marzo de 2017

Menos várices con Arias Medical

Las várices son un problema no sólo estético sino de salud. Esta patología es muy frecuente en El Alto, en particular en las personas que permanecen mucho tiempo de pie debido a la actividad realizada, y que muchas veces descuidan este aspecto, sin considerar que ahora existen tratamientos sin cirugía como la crioescleroterapia.

“En esta ciudad se diagnosticaron muchos casos de várices y úlceras en mujeres y varones, debido a que no se tiene una cultura del cuidado personal, porque se prefiere ahorrar para comprar un terreno o un auto, en lugar de buscar un tratamiento para su padecimiento. Por esta razón llegan a casos extremos comola amputación de las piernas”, explica el flebólogo de Arias Medical Clinic Luis René Arias Villarroel.

El flebólogo boliviano afirma que en el año que lleva funcionando Arias Medical Clinic en El Alto, se atendieron varios casos de úlceras con el tratamiento de cultivo de tejido que dio buenos resultados y que gracias a ello se ha beneficiado, por ejemplo, a un paciente que llevaba como 28 años con este problema.

“Un caso que llamó mi atención fue el de un comerciante de 58 años que llevaba cerca de 28 años con el problema de úlceras en sus piernas y que fue tratado con el cultivo de tejido durante casi 3 meses y pudo resolverse este padecimiento, estaba tan agradecido conmigo que no pudo contener sus lágrimas y ahora sólo viene por sus controles hasta ser dado de alta”, recuerda con satisfacción el flebólogo.

Pero, ¿qué entendemos por cultivo de tejido? Esta es una técnica que fue desarrollada hace muchos años y que el médico Arias ha perfeccionado para que tenga un mejor resultado en corto tiempo, esta práctica permite el mantenimiento celular que conserva al máximo las propiedades: fisiológicas, bioquímicas y genéticas de la piel

El paciente que fue tratado luego de 28 años de haber padecido de úlceras tuvo los cuidados necesarios para que este proceso sea exitoso, el especialista recalcó que es muy importante cuidado, y las personas que padecen este problema, sean disciplinadas con las recomendaciones y asistan cada cierto tiempo a sus curaciones.

“Las úlceras varicosas son una fase muy avanzada de las várices, en las que luego de que la piel se oscurece empieza a producirse pequeñas heridas que son de difícil cicatrización y, que a medida que avanzan, se hacen más profundas y son muy dolorosas, pero tratables”, aclara Arias.

ARIAS MEDICAL EL ALTO

Esta clínica funciona hace un año en inmediaciones del Hospital Holandés en El Alto, debido a la gran cantidad las personas que padecían de várices y úlceras y se concentraban en el consultorio de la zona Sur, para comenzar con su tratamiento lo antes posible.

“Arias Medical Clinic abrió sus puertas el 28 de enero de 2015, viendo la necesidad de las personas que padecían úlceras y debían trasladarse de una ciudad a otra perdiendo todo el día en el traslado de ciudad a ciudad, que en el mismo tratamiento que dura cerca de hora y media”, asegura el flebólogo.

El especialista llega a Bolivia una vez por mes, proveniente de México, para tratar personalmente estos casos y al conversar con los pacientes tratados encontró que no tienen reclamo alguno, por el contrario, están muy agradecidos, porque se les pudo ayudar a solucionar un problema que habían padecido por años por temor a las cirugías que requerían.

“Yo me siento satisfecho por la labor que se realiza en el centro de atención médica, considerando que es un esfuerzo privado para las personas de escasos recursos económicos y porque el montar una infraestructura de este tipo conlleva una serie de gastos administrativos, pero siento que el objetivo fue cumplido al crear un servicio al alcance de todo bolsillo”, enfatiza Arias.

Hace un año los alteños cuentan con un centro médico de referencia en el tratamiento de várices y úlceras como lo es Arias Medical Clinic, que hace poco cumplió su primer aniversario, motivo por el cual celebró en sus instalaciones junto a pacientes y personal médico que trabajan en esta joven ciudad.

“Cuando llegamos el 2015 nadie nos conocía, miraban las instalaciones extrañados, pero ahora que ha transcurrido un año las personas nos dicen que habían escuchado del centro y que deseaban ser atendidas por mi persona, pero que no conocían la ubicación exacta. Es una satisfacción ver a tanta gente que acude a nuestras instalaciones para ser tratadas”, afirma Arias.

En El Alto, una de las ciudades más jóvenes del país, se evidenció que las personas que asisten a consulta, en su mayoría tienen la ocupación de comerciantes, algunos proceden del área rural y uno que otro jubilado con casos avanzados de úlceras y várices, pero todos salen satisfechos por la atención que brinda Arias Medical Clinic.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada