sábado, 10 de diciembre de 2016

Médico que operó a Paul Burton dice su verdad



El médico José David Áñez Durán, que fue el encargado de la cirugía de hernia de disco a Paúl Burton, rompió su silencio y, a través de DIEZ, dijo su verdad en la que niega rotundamente que se haya cometido negligencia médica y que esta dispuesto a colaborar en la investigación.

La aclaración de Áñez Durán:

Mi persona tuvo una intervención en calidad de médico cirujano en la clínica Incor, la misma que ha venido siendo motivo de cuestionamiento por parte de personas que no conocen de la historia clínica. Me encuentro en condiciones técnicas de demostrar que mi intervención se ha sujetado a los protocolos médicos, contando incluso con una filmación de la cirugía que demuestra que no hubo ninguna negligencia y que puede ser certificada por los profesionales médicos que me acompañaron.

En la misma se produjo una complicación médica, la misma que es poco frecuente, descrita como casos aislados en este tipo de intervención quirúrgica que se realizó y que se encuentra establecida en la literatura médica. No obstante, el paciente, luego de la cirugía, se encontraba estable en el momento posquirúrgico inmediato a tiempo de ser transferido a la Unidad de Terapia Intensiva.

Asumiendo a partir de ese momento dicha unidad con los cuidados que conllevan la labor específica del lugar y es precisamente en el momento posquirúrgico cuando deviene el cuadro crítico que se presenta actualmente y que derivó que otros galenos hayan practicado una serie de intervenciones quirúrgicas sin mi intervención por cuestión de especialidad médica, aunque estuve pendiente de este procedimiento como consta a los familiares, derivando al presente en la situación que es de conocimiento público.

Cabe señalar que la labor específica de cada médico que hemos intervenido en el tratamiento de este paciente se encuentra reflejada en la historia clínica y estoy convencido, y así lo demostraré, que mi intervención como médico neurocirujano ha sido de cabal cumplimiento y observancia a los protocolos médicos y respetando el juramento hipocrático que tengo como médico, por lo que ante la desinformación sobre mi accionar en cuanto pretenden atribuirme la responsabilidad de una supuesta mala praxis, al presente ha afectado mi reputación profesional, a mi familia y a mi propia salud, ya que me encuentro afectado severamente en el plano anímico, lo que ha imposibilitado que hubiese acudido al Ministerio Público para asumir mi defensa material y técnica para demostrar mi inocencia.

Es importante que la opinión pública tome en cuenta que ningún médico en el ejercicio de su labor ingresa a un tratamiento quirúrgico sin estar debidamente preparado y con el ánimo de reestablecer la salud de su paciente, habiéndose establecido que al momento de concluir la intervención quirúrgica el paciente salió estable en sus signos vitales, lo que implica que no tenía complicaciones severas, más allá de la que se ha señalado que se presenta en este tiempo de intervenciones y que están establecidas en la literatura médica.

Lamento profundamente el dolor que está sufriendo la familia Burton Salvatierra y manifiesto públicamente que voy a colaborar en la investigación para el establecimiento de la verdad y poder demostrar que no se me puede atribuir la pretendida negligencia médica que rechazo rotundamente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada